Solar Impulse 2 se convierte en el primer avión solar en darle la vuelta al mundo

3 errores que se deben evitar al diseñar páginas web
28 julio, 2016
¿Sabes lo que es un ladrillo inteligente? Vas a querer construir tu casa con ellos
2 agosto, 2016

Acaba de aterrizar en Abu Dhabi, el mismo lugar de donde partió en marzo del 2015, el primer avión en recorrer el mundo impulsado únicamente por energía solar logrando hacer historia junto con sus dos pilotos, Bertrand Piccard y André Borschberg.

Con un diámetro de 236 pies de envergadura es más ancho que un Boeing 747 y aun así presenta solo 5000 libras de peso, cuenta con 17 000 paneles solares rígidos que cargan un conjunto de cuatro baterías lo que representa un tercio del peso total de la aeronave.

Por otra parte, su velocidad deja mucho que desear pues alcanza solo un máximo de 90mph gracias a sus cuatro motores de 17.4 caballos de fuerza pero esto no melló la voluntad de sus pilotos quienes invirtieron largas horas de yoga, meditación y ejercicios de respiración para poder pasar las largas horas en la cabina del avión.

La travesía no estuvo libre de accidentes pues en varios momentos el Solar Impulse 2 estuvo a punto de quedar en el olvido ya que las tormentas del Pacífico ponían en peligro la aeronave llegando incluso a freír las baterías ocasionando con esto una demora de nueve meses.

Sin embargo, el equipo supo aprovechar el incidente y lograron recaudar un extra de $ 20 millones de dólares de los patrocinadores para instalar un nuevo sistema de enfriamiento de las baterías. Luego el hangar del avión en Dayton, Ohio, EE. UU. sufrió un corte energía provocando pequeños daños a la aeronave y otros inconvenientes como enfermedades de los pilotos hacían peligrar la misión.

Fue todo un objetivo ambicioso

Dentro de las peculiaridades del hecho se encuentran también otros datos interesantes, por ejemplo, los dos pilotos del avión son los mismos que manejaron el proyecto desde sus inicios y como estadísticas finales, Solar Impulse 2 recorrió, cuatro continentes, 42 000km, tres mares, dos océanos y estableció ocho nuevos records mundiales.

Además, según los miembros del equipo, esta tecnología es la misma que usarán en el futuro para construir aviones eléctricos y desarrollar drones solares que puedan volar por la estratosfera durante seis meses con el objetivo de reemplazar algún día a los satélites.

Con nuevos bríos y el completo soporte de inversionistas, Piccard y Borschberg piensan tener terminados sus drones solares en un plazo de tres años y con esto dejar de nuevo su marca en la historia de la aeronáutica.

Fuente: Batanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>