La sonda Juno llegará a Júpiter y revelará algunos de los más fascinantes secretos del cosmos

Este packaging transforma los vasos de batidos en monstruos
24 junio, 2016
5 productos fabricados por niños esclavos.
29 junio, 2016

El 4 de julio, día especialmente señalado para los estadounidenses, será la fecha en la que la sonda Juno llegará hasta Júpiter para continuar con su misión suicida. Este es un nuevo intento humano por desvelar los secretos del gigantesco planeta gaseoso, fuente de inspiración, respeto y misterio para nuestra raza desde hace decenas de siglos.

¿Qué es la misión Juno?

La misión Juno es un nuevo intento de la NASA por desvelar los secretos de Júpiter. Este gigantesco mundo, 300 veces más masivo que la Tierra, tiene unos niveles de radiación terroríficos e inusitados para cualquier otro planeta del Sistema Solar. De ahí que la sonda esté llegado a un punto crítico.

El próximo 4 de julio, la sonda Juno tiene que entrar en órbita alrededor de un planeta que gira sobre sí mismo una vez cada 10 horas, lo que significa que crea una serie de campos magnéticos en los que los electrones actúan como si de balas disparadas por una pistola se tratase.

No obstante, Juno entrará en órbita alrededor de sus polos para tratar de dar respuesta tanto a los secretos de Júpiter como al propio origen de nuestro Sistema Solar, pues este planeta podría tener las claves de la aparición de la vida en la Tierra.

La importancia de Júpiter en el Sistema Solar

La importancia de Júpiter en nuestro Sistema Solar es máxima por diversos motivos:

  1. Júpiter posee más materia que todo el resto de planetas, cometas y asteroides del Sistema Solar juntos.
  2. Júpiter absorbió gran parte del polvo y gas resultante tras la formación del Sol, y fue el primero del sistema en originarse.
  3. Júpiter está compuesto principalmente por helio e hidrógeno, como si de una estrella se tratase. También se cree que incluso podría contener oxígeno.
  4. Aunque no se sabe, se estima que Júpiter podría tener una capa intermedia de hidrógeno líquido y un núcleo de elementos pesados similar al que forman los planetas rocosos como el nuestro o Marte, aunque podría estar desapareciendo poco a poco o incluso se podría dar el hecho de que su centro esté vacío, tal como sucede en las estrellas.
  5. Júpiter pudo ser una especie de bola de demolición que destruyó los primeros planetas rocosos primigenios, pero también puede que sea el causante de que la Tierra sea hoy habitable.

Las esperanzas en Juno

Sonda Juno de la NASA

Podemos comprobar que Júpiter guarda un gran número de secretos que podrían dilucidar el origen del Sistema Solar y la propia vida en la Tierra. Por ello se han volcado las esperanzas en la sonda Juno, que se acercará hasta el gigante gaseoso a poco más de 4000 metros de distancia de su atmósfera, superando de esta forma el récord anterior de la nave Pioneer 11, que sobrevoló a 43 000 metros.

La sonda va equipada con una especie de «chaleco antibalas» que evitará ser destruida por el campo magnético, 20 000 veces más poderoso que el de la Tierra. Así podrá hacer unas 37 aproximaciones sin ser reducida a cenizas por la radiación, unas 800 veces mayor que en nuestro mundo.

Una vez Juno termine su órbita alrededor de los polos de Júpiter, dirá adiós de una forma poética y heroica. Se introducirá en la violenta atmósfera del planeta hasta ser aplastada completamente por las increíbles presiones que el gigante soporta en su interior. Pero esto no sucederá sin antes haber aportado valiosa información sobre este misterioso e importante vecino galáctico.

 

Fuente: www.batanga.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>